Lesiones de la Médula Espinal

Lesiones de la Médula Espinal

Lesiones de la Médula Espinal

Las lesiones de la médula espinal se origina generalmente con un golpe repentino y traumático en la columna que causa fractura o dislocación de la vértebras. El daño se inicia al momento de la lesión cuando los fragmentos de hueso desplazados y el material de los discos o ligamentos magullan o rasgan el tejido de la médula espinal. La mayoría de las lesiones no cortan la médula por completo. En cambio, es más probable que una lesión cause fracturas y compresión de las vértebras, las cuales a su vez, aplastan y destruyen los axones —los cuales son extensiones de la células nerviosas que transportan señales de la médula espinal hacia arriba y hacia abajo entre el cerebro y el resto del cuerpo. Una lesión a la médula espinal puede dañar unos cuantos axones, dañar muchos o dañar casi todos. Alguna lesiones podrán aliviarse casi completamente. Otras causarán una parálisis completa.

La médula espinal es un cúmulo de nervios que se extiende desde la base del cerebro hasta la parte inferior de la espalda transmitiendo señales descendentes del cerebro y de regreso al cerebro. Una lesión de la médula espinal interrumpe estas señales. El daño se inicia al momento de un golpe que fractura o disloca las vértebras, los discos que conforman la columna vertebral. La mayoría de las lesiones no atraviesan cortando la médula espinal. Por el contrario, causan daño cuando los pedazos de la vértebra fracturan el tejido de la médula o cuando presionan las partes de los nervios que transmiten las señales..

La médula espinal es un cúmulo de nervios que se extiende desde la base del cerebro hasta la parte inferior de la espalda transmitiendo señales descendentes del cerebro y de regreso al cerebro. Una lesión de la médula espinal interrumpe estas señales. El daño se inicia al momento de un golpe que fractura o disloca las vértebras, los discos que conforman la columna vertebral. La mayoría de las lesiones no atraviesan cortando la médula espinal. Por el
contrario, causan daño cuando los pedazos de la vértebra fracturan el tejido de la médula o cuando presionan las partes de los nervios que transmiten las señales.

La lesión de la médula espinal es una emergencia médica. El tratamiento inmediato puede reducir los efectos de largo plazo. El tratamiento puede incluir medicina, abrazaderas metálicas o tracción para estabilizar la columna vertebral, y cirugía. Después que la lesión haya sanado, generalmente el tratamiento incluye medicina y terapia. La silla de ruedas y otros dispositivos de ayuda pueden ayudarle a movilizarse y realizar algunas tareas diarias.

Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Apoplejía


La detección precoz, y junto con un tratamiento adecuado son esenciales para evitar que las lesiones de la Médula Espinal se conviertan en una condición crónica. Se debe iniciar un tratamiento en cuanto antes o la probabilidad de terminar con una discapacidad de largo plazo aumenta cada día que pasa.

Durante los últimos 30 años, las oficinas legales de Brent McAfee Thompson han representado a miles de personas que se han lesionado en el trabajo y en accidentes de construcción o que han sufrido lesiones personales significativas, ayudándolos a obtener la indemnización que se merecen.

Nuestra experiencia nos ha permitido representar a personas que han sufrido Amputaciones, Traumatismos Cerebrales, Lesiones de la Médula Espinal y casos de Muerte Por Negligencia. Ponemos todo nuestro empeño y esfuerzo para lograr un resultado que favorezca a nuestros clientes. Tenemos amplio conocimiento y experiencia para lograr la máxima indemnización posible o un fallo favorable en su caso legal.

Siempre estamos preparados y disponibles para proceder a juicio para defender los derechos de nuestros clientes. Sólo se cobran honorarios si ganamos su caso, no tendrán que dar ningún anticipo.


Si usted o alguien que usted conoce ha sufrido una lesión de la Médula Espinal, llámenos inmediatamente.

Citas a domicilio disponibles los 7 días de la semana

Llame AHORA a las Oficinas Legales de Brent M. Thompson para una consulta GRATUITA

(800) 400-8321